domingo, 30 de agosto de 2009

EL PROYECTO DE LA BRUJA BLAIR, UN FRAUDE BIEN MONTADO


Después del Exorcista, el proyecto de la bruja Blair estaba considerada por muchos como la mejor película de terror de todos los tiempos, esto gracias a su supuesta veracidad. Muchos se fueron con la idea de que más que una película se trataba de un documental; de hecho Hanax Films –la productora- transmitía por televisión un especial sobre la cinta hablando no de cómo se había realizado, sino de quiénes eran los protagonistas y cuándo y dónde habían desaparecido Heather, Michaels y Joshua. Ante este realismo ya no te quedaban dudas de que se trataba de un caso auténtico, pero después de que el film recaudó millones de dólares en el mundo, se supo que todo era un fraude.

LA LEYENDA DE LA BRUJA BLAIR

En realidad sí existe una leyenda sobre la Bruja Blair en Estados Unidos y data del siglo XVIII En febrero de 1785, existía un pueblo llamado Blair, -lo que es actualmente Burkittsville, que está a dos horas de Washington- donde vivía una anciana llamada Elly Kedward, quien le hacía a la brujería. Esta señora un día invitó a varios niños a su casa para sacarles un poco de sangre. Cuando las criaturas huyeron informaron de esto a sus padres quienes de inmediato la buscaron para desterrarla de su comunidad. La ataron en una especie de carretilla y la dejaron en las profundidades del bosque, donde se piensa que murió a causa del frío, pues era invierno. Pasó el tiempo y como no la volvieron a ver, la dieron por muerta.

Al poco tiempo, esa tranquilidad que existía se vio esfumada cuando de forma extraña comenzaron a desaparecer los niños del pueblo, en especial aquellos que habían delatado a Elly. Ante el temor, los lugareños decidieron abandonar el lugar.

Varios años después, este pueblo fantasma es habitado de nuevo y se le cambia el nombre por el de Burkittsville, aunque ninguno sabía la historia del terreno. Obviamente las manifestaciones sobrenaturales comenzaron, -algunos afirmaban que en el río “Tappy East” se aparecía el fantasma de una anciana- y con esto la leyenda de la bruja de Blair.

Una de las primeras víctimas de la ya conocida Bruja Blair, fue una niña de diez años, Eilleen Treacle, quien en agosto de 1825 cayó al río y se ahogó. En marzo de 1886, desapareció Rabin Weaver, de ochos años, y en su búsqueda salió un grupo pero éste nunca más regresó.

Muchos años después, de 1940 a 1941, desaparecieron al menos siete niños en las inmediaciones de Burkittsville, en el estado de Maryland y, en marzo de ese año, Rustin Parr -un ermitaño- se entregó a la policía haciéndose responsable de los raptos; según él, la voz de una mujer –entiéndase la bruja- le ordenaba matar a los pequeñuelos. Rustin fue condenado a la horca.

Hasta aquí comprende la leyenda, la cual algunas personas afirman no existe, sino que fue inventada por los mismos productores del film, Daniel Myrick y Eduardo Sánchez.

¿CÓMO SE REALIZÓ LA PELÍCULA?

A diferencia de otras películas, ésta es la única en que los actores principales fueron los únicos en realizar las tomas, de grabar sus escenas. Es evidente que existe un guión, el cual debía parecer casual: tres chicos se internan en un bosque para filmar un documental y se pierden, todo por la maldición de una bruja. No era la gran historia pero al saber que podía ser real le perdonabas todo.

Pero regresando al tema, los tres actores principales Heather Donahue, Joshua Leonard y Michael Williams recibieron un guión el cual no consistía en más de 35 páginas, lo demás eran improvisaciones que ellos realizaban.

Durante la filmación, a los actores se les dejaba en un árbol sus alimentos, los cuales se hacían menos con forme pasaban los días; al igual hallaban en una bolsa algunas indicaciones extras. Los intrépidos cineastas a pesar de que en el film siempre lucen aterrados, ellos jamás corrieron peligro, los que sí se arriesgaban eran los directores, porque ellos debían cuidarse solos.

Otra de las curiosidad de la película, es la casa que aparece al final de la película, donde se entiende matan a Heather. Pues este lugar tiene más de 200 años y gracias al Departamento de Recursos Naturales del Estado Americano de Maryland no se ha demolido.

SEGUNDAS PARTES NUNCA FUERON BUENAS

Evidentemente la segunda parte de la Bruja de Blair no se le compara en nada, a pesar de que hubo mayor producción, locación, actores, etc, etc. El error fue que la gente se quedó con la idea de que la primera parte era real, así que esperaban ver algo similar a su antecesora, aunque en sí la trama no es mala y es original en el sentido de que surge gracias a una película.

Pero al ver los cuadros, las tomas de diferentes ángulos, la música (que para nada existe en la primera parte), contrasta notablemente con la primera parte, la cual comparándola con ésta parece ya de los años ochenta.

Lo anterior se debe a que no fueron los mismos directores, sino Joe Berlinger. Se dice que la tercera parte de la Bruja Blair –sí, porque habrá una tercera parte- será dirigida por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez, esperando que repitan el éxito que tuvieron con la que originó todo...habrá que esperar.

La bruja Blair, una película que se filmó en tiempo real (en tan sólo ocho días) con bajo presupuesto y que ha recaudado millones de dólares en el mundo. Sobre si la leyenda de la bruja que habita en Maryland es real o no, no importa, existen muchos bosques donde fuerzas diabólicas hacen su nido, así que tengan cuidado cuando salgan de campamento, pues quizá ustedes vivan el terror en carne propia.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Sin duda una de la mejores peliculas de terror, no necesariamente debe de haber litros de sangre para que sea una pelicula de terror.

Quien a visitado bosques sabra que la quietud de esos lugares es algo que a mucha gente le pone los pelos de punta.

Saludetes