lunes, 7 de septiembre de 2009

ALEISTER CROWLEY…¡EL HOMBRE MÁS PERVERSO DEL MUNDO!


¿Quién fue Aleister Crowley? Ni más ni menos que el más famoso practicante de magia negra del siglo XX; el mote de “el hombre más perverso del mundo” se lo ganó a pulso, pues este inglés no decía tener pacto con el Diablo, sino que él era el Diablo, la bestia, el 666. Crowley se hizo de muchos admiradores, entre los que destacan varias estrellas de rock como Jimmy Page de Led Zeppelin, Ozzy Osburne y hasta John Lennon, que pidió incluyeran a Crowley en la portada del Sargento Pimienta.

INFANCIA, ADOLESCENCIA Y JUVENTUD DE CROWLEY

Edward Alexander Crowley (nombre real) nació el 12 de octubre de 1875 en Leamington, Inglaterra. Sus padres fueron Emilie y Edward Crowley. Su familia pertenecía a un grupo religioso ultra conservador llamado “Los Hermanos de Plymouth”, en el cual estaba prohibido cualquier contacto físico entre familiares; por eso el niño Crowley creció sin recibir abrazos, besos, ningún apapacho que cualquier madre da a sus hijos. Tenía prohibido –además- leer cualquier libro que no fuera la Biblia.

Todo esto provocó que Aleister creciera odiando la religión católica, pues ante una travesura o un comportamiento rebelde, su madre lo comparaba con las dos bestias del Apocalipsis (el 666 y la Besia); Crowley, a la vez, la tachaba de “estúpida santurrona”.

A los ochos años, Aleister cometió una macabra travesura. Tomó un gato, le echó cloroformo para que no pusiera resistencia y, una vez indefenso el felino, le prendió fuego y lo despellejó vivo. Se dice que no era sádico con los animales, lo que pasó fue que quiso comprobar lo dicho por su madre con relación a los gatos: que tenían ocho vidas. Años más tarde, cuando Crowley tenía doce años, su padre murió de cáncer y quedó al cuidado de su madre y un tío. Si de por sí la educación que llevaba era rigurosa, se hizo más grande.

Obviamente al estar bajo un esquema tan estricto, provocó que Crowley se hiciera más rebelde. Constantemente se metía en problemas, leía libros a escondidas y perdió la virginidad a los 14 años con una criada, pero en la cama de su mamá. Ante tal comportamiento, su madre decide mandarlo al Colegio Trinidad de Cambridge.

Al contrario de lo que esperaba su progenitora, en el Colegio, Aleister dio rienda suelta a su nuevo estilo de vida; asistía a fiestas donde se embriagaba y se acostaba con bellas jovencitas. Pero no todo era diversión, también estudiaba; de hecho era uno de los más inteligentes de su clase, aunque se rehusaba a presentar exámenes. Esta cualidad de Crowley, llamó la atención del Profesor Hastings, quien le pidió su colaboración para hacer “la Enciclopedia de la Historia de las Religiones y de la Ética”.

Tiempo después abandonó Cambridge y comenzó a rodearse de artistas e intelectuales de París y Londres; Crowley tenía cierta fama escribiendo ensayos, novelas y poemas eróticos. Ya en estos momentos, su madre había muerto y él, había heredado una inmensa fortuna.

CROWLEY EL MAGO MÁS NEGRO
En Cambridge, Aleister se preparó en temas religiosos (hay que recordar su colaboración con el profesor Profesor Hastings en la Enciclopedia de las religiones) había leído también “La Cábala Desvelada de Mather”; obras que le dieron otro panorama –espiritual- de la vida. La noche del 31 de diciembre de 1896 en Estocolmo tuvo una experiencia sobrenatural: “Descubrí que poseía una capacidad mágica que formaba parte de mí. Fue una experiencia dolorosa y terrible a la vez, que me dio la llave del placer y el éxtasis espiritual”.
Esto despertó aún más su interés por pertenecer a un grupo religioso, pero obviamente no uno cristiano, sino uno totalmente diferente como lo fue la Golden Dawn (Orden Hermética del Alba Dorada) tenía 23 años cuando Crowley estaba en sus filas. A pesar de prometer fidelidad, e ir escalando peldaños en esta sociedad secreta, Crowley es acusado por uno de los miembros de ser un hipócrita: “Crowley ha estado haciendo imágenes de cera de todos nosotros y clavando alfileres en ellas”.
Crowley decidió abandonar la orden y formar la suya, Astrum Argentum (A.A), valiéndose de la revista “El Equinoccio” para difundir su doctrina. Su lema –en este momento- era “El método de la Ciencia, el objetivo de la Religión”. Después perteneció a otra secta llamada OTO (Ordo Templi Orientis) cuya creencia se fundaba en la utilización de energía sexual con propósitos mágicos. Crowley era bisexual.
Después se fue a vivir a Escocia, donde compró un Castillo a orillas del lago Ness, a la que llamó el Palacio de Boleskine. En este lugar, Crowley hizo un oratorio para invocar a espíritus, ángeles y demonios; además realizaba talismanes. Años después, cuando Crowley ya había muerto, este lugar lo compró el guitarrista de Led Zeppelin, Jimmy Page.
ALEISTER CROWLEY Y EL LIBRO DE LA LEY
La obra maestra de Crowley fue el libro titulado “La ley de Thelema”, que predica “Haz lo que tú quieras, será toda la ley”. Se dice que un ser llamado Aiwass le dio por día un capítulo a Crowley. Estos encuentros entre Aleister y el extraño ser fueron en Egipto, donde estaba de luna de miel con Rose Nelly. Esta filosofía de “Haz lo que quiera…” es sin duda algo incoherente y carente de valores, que conduce a la irresponsabilidad de las personas en su conducta.

Crowley –como podrán imaginarse- hizo de todo, tuvo todos los vicios, consumió todas las drogas pero, curiosamente, nunca fue acusado de algún crimen que mereciera la cárcel. A pesar de que efectivamente había “tela de dónde cortar”, pues varios de sus amigos murieron en extrañas circunstancias.
“Simplemente fui cerca de Satanas, y todavía no sé porqué. Pero me encontré apasionado de servir a mi nuevo maestro... no estaba contento en creer en mi diablo personal y servirlo, en el sentido ordinario del mundo. Lo quería conocer personalmente y convertirme en el principal miembro de su staff”. Aleister Crowley.


EL FIN DE MR. CROWLEY

Todo lo que inicia, tiene que acabar. El fin de Aleister Crowley ocurrió el 1 de diciembre de 1947, a la edad de 72 años; murió en Inglaterra en la total miseria, después de viajar por casi todo el mundo, incluso estuvo en México en 1901.

No hay comentarios: