martes, 9 de marzo de 2010

POSESIONES SATÁNICAS (primera parte)


La iglesia católica lo acepta, pero evita hablar del tema, ya que no sabe con seguridad por qué ocurre una posesión satánica, y qué factores son los determinantes para que el exorcista logre expulsar a los demonios de un ser humano. Explicar esto, sería como querer comprender por qué suceden milagros, los estigmas, y otros fenómenos ligados al mundo espiritual.

La posesión satánica ocurre cuando un demonio, o una legión de éstos, invaden el cuerpo de una persona. En otras palabras, es el momento en que Lucifer se hace de carne y hueso; causándole un daño severo a la persona en cuestión. Tal daño o sacrificio tiene su recompensa, pues, -se dice- la víctima tendrá indulgencia para llegar al cielo, ya que gracias a él, la gente pudo ver que el mundo de la luz y las tinieblas existe.

Antes de pasar al primer caso de posesión bien documentado, así como describir cuáles son las señales del mismo, es necesario aclarar un hecho muy importante y es, que no cualquiera puede realizar un exorcismo, ni aún siendo sacerdote.

Hay que recordar que el primer exorcista del mundo fue Jesucristo, dándole a sus discípulos la autoridad para expulsar demonios siempre en su nombre. En nuestros días, esta labor continúa con los sacerdotes; así que no se dejen sorprender por charlatanes que presentan en televisión o en conferencias supuestos exorcismos, cuando en realidad se trata de enfermos mentales o, en el peor de los casos, un actor.

Al respecto, la Iglesia Católica para evitar errores de apreciación, en 1614 creó el Ritual Romano del Exorcismo. Un avance significativo, pues en él se describe cómo identificar a una persona poseída, así como los procedimientos para socorrerla.

SEÑALES DE POSESIÓN SATÁNICA

* El primer signo de posesión, es una conducta irreverente hacia los demás; inclusive a los padres y familiares más cercanos; insultarlos, golpearlos, desconocerlos, etc.

* Desprecio, aberración por las cosas santas; a un poseso le da rabia escuchar el nombre de Jesucristo, o el de algún santo.

* Habla y entiende a la perfección otro idioma, sobre todo las llamadas lenguas muertas, como el arameo o latín. Obviamente el “poseso” nunca las estudió, o bien, aunque las haya estudiado, da datos muy precisos de qué demonios están en su cuerpo, nombres, jerarquías, cargos, etc.

* Conoce el pasado y el futuro de sus detractores; es su arma letal contra la gente que pretende expulsarlo, ya que amedrenta con amenazas o echa en cara las faltas que cometieron en el pasado.

* Tiene súper fuerza, realiza movimientos inusuales, se puede flexionar con gran facilidad –como si fuera de chicle- o lo contrario, puede quedar totalmente rígido como un tablón. Los objetos que lo rodean pueden salir disparados hacia los lados.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero seguir este blog pero no me da la opción de Followers. Agradecería se la agregaran.

Anónimo dijo...

Hola saludos desde tepeji deberían explicar más a fondo esto xq es muy interesante

Anónimo dijo...

ola me gusta mucho este tema y de verdad me gustaria saber mas si se podria me gustaria que ampliran mas el tema