sábado, 13 de noviembre de 2010

EL FENÓMENO OVNI: UN MISTERIO AÚN POR RESOLVER


El fenómeno ovni es considerado por muchos como el máximo enigma del siglo pasado y del presente. En estos ya casi 60 años de la existencia oficial de la ufología en el mundo, se han registrado miles de casos que inclusive cuentan con evidencias captadas en fotografía y video.

La posibilidad de fraude existe, pero resulta innegable que de esos miles de casos, un puñado son auténticos y que, la gente que estuvo involucrada en ellos, son de alta credibilidad.

Aunque lo anterior no significa que los objetos que vieron y grabaron, fueron realmente naves extraterrestres. Cabe la posibilidad de que el testigo promedio –entiéndase la gente común que no sabe cómo identificar cuerpos astronómicos y aéreos- se haya confundido y, un simple globo sonda o un meteorito, lo hubiese visto como una nave espacial.

Pero qué le parece si vamos por partes y nos adentramos de lleno en la historia del fenómeno. Fue el 24 de junio de 1947, cuando se inaugura como tal el misterio de los platillos voladores en el mundo, gracias al piloto aviador-agente de seguros, Keneth Arnold.

Este señor Arnold sobrevolaba el monte Rainery, en Washington, Estados Unidos, buscando los restos de un avión accidentado, cuando de repente, nueve objetos no identificados pasaron sobre él en formación. Keneth dio aviso a los periodistas de la época, y casi de inmediato, el mundo entero supo de su avistamiento.

Este hecho, fue el preámbulo al caso más conocido de la historia del fenómeno ovni; me refiero a la nave presuntamente de origen extrarrestre accidentada en Roswell, Nuevo México, el 4 de julio de ese mismo año.

En poco tiempo, estos extraños objetos voladores se reportaron en todo el mundo, inclusive en nuestro país. El aumento no se debió a que a partir de 1947 nuestro planeta fuera visitado con mayor frecuencia, sino que la gente que años atrás había tenido una experiencia de este tipo, no sabía cómo llamarla.

Una vez que el fenómeno se implantó como tal, las historias sorprendentes salieron a la luz pública; algunas tan impactantes, que cuesta trabajo creer que realmente pasaron, pero existen documentos que así lo demuestran.

No hay comentarios: