martes, 14 de diciembre de 2010

PSICOFONÍAS…LA COMUNICACIÓN CON LOS MUERTOS


De manera científica, no se puede comprobar que hay vida después de la muerte. Los que profesamos una religión, tenemos claro que al morir, nuestro espíritu viaja a otro plano existencial. Sin embargo, creamos o no en un paraíso, existe un fenómeno que se descubrió de forma accidental y que, demostraría en cierta forma que hay vida después de la muerte. Me estoy refiriendo a las psicofonías.

Muchas personas recurren a ellas para entrar en contacto con sus seres queridos ya fallecidos; a lo que se le llama Transcomunicación Instrumental, sustituyendo a los mediums. En Francia –por ejemplo- existe una asociación con más de 1200 miembros.

¿QUÉ ES UNA PSICOFONÍA?

Una psicofonía, es la grabación de una voz o un ruido sobrenatural. Con sobrenatural, no quiere decir que sea forzosamente algo demoníaco, como muchas personas creen. Las psicofonías pueden grabarse de forma intencional, o accidental, como fue en mi caso y que relataré más adelante.

Pero desde cuándo existen las psicofonías, quiénes fueron los primeros en grabarlas. Bueno, el primer reporte, se registró en Siberia en el año de 1901. Un antropólogo llamado Waldemar Bogras, estudiaba los cantos de la tribu Tohouktchi. Para grabar el material, Bogras usó un fonógrafo, que eran de esos aparatos grandes, pesados, que tenían una especie de trompeta. El antropólogo, al escuchar lo que grabó, se percató que había varias voces que no tenían relación con lo que presenció en esa ocasión.

Años más tarde, en 1923, un médico italiano, Ferdinando Cazzamalli realizó una investigación exhaustiva con pacientes que tenían desequilibrios psíquicos. El galeno usó una radio, protegida de las ondas radiales y, aún así, registró voces. Cazzamalli no adjudicó a los muertos este fenómeno, sino a los pacientes.

Siguiendo con los casos fortuitos, tenemos otro ocurrido en Italia. Los protagonistas fueron dos sacerdotes que se hallaban grabando en cinta magnética cantos gregorianos y que, de repente, escucharon una voz. Los curas Gemelli y Ernetti, que tuvieron su primera experiencia en 1952, siguieron sus investigaciones hasta 1986.

Como hemos visto, para algunas personas la posibilidad de entablar contacto con espíritus es tema serio. Incluso el gran inventor Tomás Alba Edison, creador de la bombilla eléctrica y el fonógrafo, en los últimos años de su vida, estuvo trabajando en un aparato que fuera capaz de registras voces del más allá.

Su intención era –decía Edison- remplazar las mesas que se inclinaban, los golpes en la mesa, los mediums y las tablas ouija. No sé sabe si Edison fabricó o no el aparato, el cual se parecería en mucho al fonógrafo, pero con una sensibilidad mayor para captar las voces débiles de los muertos.

No hay comentarios: