domingo, 3 de abril de 2011

TRES HOMBRES Y UN BEBÉ (avance del nuevo libro "FANTASMAS, la otra realidad"

Por años se tuvo la idea (incluso algunos lo siguen creyendo) que en la película TRES HOMBRES Y UN BEBÉ, se captó al fantasma de un niño. Por este detalle curioso, la película -realizada en 1987 y dirigida por Leonard Nimoy- tuvo mucha demanda en los videoclubes, pues corrió como pólvora el rumor de que en dicha cinta aparece un espectro, para ser exactos, en la escena donde el actor Ted Danson está con una mujer sosteniendo ella al bebé.


En dicha toma, se ve atrás de los actores la imagen de un niño oculto tras unas cortinas blancas, después, con un movimiento ligero de la cámara, se aprecia una escopeta con el cañón hacia abajo. Lo anterior, no era más que una ilusión óptica. Sin embargo, los “investigadores” de lo paranormal afirmaban que ése era el rifle con el cual el niño se había suicidado en la casa, por eso aparecía su fantasma. ¡Esto es falso!


En primer lugar, la película no se filmó en una casa, son muy pocas las cintas que se filman en inmuebles reales, la gran mayoría se ruedan en sets de filmación; en este caso, se realizó en estudios de Toronto, Canadá. Por tal motivo se descarta la historia del niño suicida, y también la de su supuesta madre que se volvió loca al ver a su hijo muerto en esta película. El morbo por ver a un fantasma, hizo de esta película un verdadero clásico, y para los investigadores de lo paranormal, un excelente caso para alardear de sus amplios conocimientos en lo paranormal.

No hay comentarios: