martes, 10 de abril de 2012

EL FANTASMA DE PEDRO INFANTE


La mañana del 15 de abril de 1957, Pedro Infante se encontraba en Mérida, Yucatán. Debía regresar urgentemente a la Ciudad de México porque un juez de la suprema corte había anulado su matrimonio con la actriz Irma Dorantes. Ante este hecho, a Pedro no le importó abordar un antiguo avión de carga, pero para su mala fortuna la aeronave no estaba en condiciones y se desplomó a los pocos minutos de vuelo, provocando la muerte de sus tripulantes.

Ante este trágico fin, el alma de Pedro Infante quedó penando, manifestándose en los antiguos estudios de grabación de Peerles. El locutor de radio, Arturo Cortés, quien dirige la hora de Pedro Infante, ha sido testigo de algunas manifestaciones paranormales relacionadas con el actor y
cantante.

El locutor ha dicho que en la cabina de radio, cuando termina el programa de Pedro e inicia otro, al entrar la primera canción se corta, o se baja el botón de la consola. La gente de la estación recurrió a expertos en la materia para controlar este fenómeno, y éstos les dijeron que no tuvieran miedo, pues Pedro sólo se manifestaba con estas bromas.

“Se percibía el perfume que él usaba, se percibía su voz, los chiflidos que hacía cuando entraba. Inclusive cuando Mijares grabó su disco homenaje a Pedro Infante, no podían terminar esa producción porque se cortaba la grabación de Mijares porque de repente aparecía la voz de Pedro, o simplemente se reflejaba en los cristales del estudio y la gente se asustaba” dijo Arturo Cortés a un programa de televisión.

Pero no sólo en la estación de radio deambula el fantasma de Pedro, también en las antiguas instalaciones de la disquera Peerles, donde el ídolo grabó todas sus canciones. Aquí se dice que
el fantasma de Pedro de repente les apaga la luz, o se meten ruidos cuando están grabando, al igual se escuchaban voces extrañas. Incluso la hija de Pedro Infante, Irma, dice que por el estado de Michoacán lo han visto cruzar a caballo.

No hay comentarios: