martes, 24 de abril de 2012

¿POR QUÉ SE EMBRUJAN LAS CASAS?

Responder a esta interrogante, es tanto como querer explicar por qué existen los fantasmas. Lo que hay son puras hipótesis, pues no existe una verdad absoluta entorno al fenómeno paranormal; hasta que científicamente no pueda comprobarse y reproducirse en un laboratorio o en cualquier lugar.

Basándome en muchos casos que se han reportado en diferentes partes del mundo, tenemos las siguientes explicaciones a este fenómeno de las casas embrujadas: -Construir sobre un cementerio: En algunas ocasiones (presuntamente éste fue el caso de Amityville) las constructoras levantaban casas o edificios sobre terrenos que no eran vírgenes. En Estados Unidos proliferaron los cementerios indios. Con el paso de los años y la emigración de estos grupos étnicos, los camposantos quedaron abandonados y destruidos. Cuando se edificaba sobre estos lugares, no eran sacadas las osamentas, provocando el enojo de las almas que habitaron esos cuerpos.

Al poco tiempo de que esas casas o edificios eran habitados, comenzaban a reportarse extraños sucesos como objetos que salían disparados por el aire, voces extrañas, o bien, la manifestación de estos seres que inclusive podían posesionarse de los inquilinos. Se han dado algunos casos (que veremos más adelante) donde sólo bastó que estuviera enterrada una persona para que en esa casa espantaran; con sacar los restos y dándoles cristiana sepultura, terminan estas manifestaciones de corte sobrenatural. -Muertes naturales dentro de la casa: No es una ley absoluta, es importante dejarlo en claro, pero se han dado muchos casos donde la persona que falleció en determinado lugar, se sigue manifestando al poco tiempo.

La casa no se vuelve embrujada, pues es un fenómeno que se repite una vez, o en un par de ocasiones, además las personas que fallecen de forma natural (de edad avanzada, alguna enfermedad) pasan a otro plano existencial de forma rápida. Un ejemplo, uno de mis tíos al fallecer, al poco tiempo se le manifestó a una de sus hijas moviendo una mecedora (esto lo relaté en mi libro “50 Relatos de Fantasmas”) y nunca más se ha repetido este fenómeno. -Muertes trágicas dentro de la casa o el terreno: A diferencia del anterior, aquí las probabilidades de que la casa se vuelva embrujada son muy altas. Las almas se desprenden de sus cuerpos físicos de una forma inesperada, dolorosa. El odio que sienten por la persona que les quitó la vida, se extiende a las personas que llegan a habitar ese lugar.

-Por apego de los difuntos a sus casas: Son recurrentes esos casos donde las personas que llegan a habitar una casa, reportan la presencia de un fantasma. Cuando comienzan a investigar quién era el antiguo dueño de la propiedad, descubren que es precisamente el ser que se les ha manifestado. No importa que la muerte los haya sorprendido en otro lugar (en un hospital) ellos regresan a su hogar. Algunos se portan violentos, al grado de atormentar a los nuevos inquilinos para que se vayan; otros son más benevolentes y logran convivir con los vivos.

-Por llevar objetos endemoniados: Suena descabellado, pero es verdad. Hay casos donde las actividades paranormales en una casa inician a raíz de que llevan algún objeto, puede ser un cuadro, un juguete, etc.

-Por realizar invocaciones: Una casa puede estar libre de los anteriores elementos, que en ella no haya fallecido nadie; que no tenga enterrado a nadie pero, si en ella se practican rituales satánicos, donde se invocan demonios, es muy probable que esa casa se embruje. En algunos hoteles (sin importar de cuantas estrellas sean) espantan, no porque fueran construidos sobre cementerios o, porque en ellos muriera algún huésped, sino porque algunos brujos rentan una habitación para realizar sus rituales.

-Muertes en hospitales, clínicas: Aunque estamos hablando de casas, no podía dejar de mencionar estos sitios donde también existen reportes paranormales. Es bien sabido que en los hospitales y clínicas muchos pacientes mueren, dejando ahí su energía. ¿Por qué razón? Es un misterio, porque tampoco es una regla que todo paciente que fallece en un hospital, se quedará ahí penando. Algunos hospitales con el tiempo se transforman en hoteles, y es cuando se suscitan algunos extraños sucesos (más adelante relataré uno que me tocó vivir en un hotel de Nayarit).

-No hay explicación lógica: No siempre existe una explicación lógica para esto. Hay casos donde aparentemente nunca existió un motivo, una razón aparente, de repente comenzaron a ocurrir los hechos y, así como iniciaron, terminaron. Aquí me inclino a dos teorías: la primera, que en esa casa pasó una energía que quiso manifestarse; esto se da mucho con el llamado “fantasma del adiós” (de igual forma, adelante relataré algunos casos). Y, la otra teoría que tengo, es que existen personas que son sensibles para atraer energías y que, sin importar en que lugar estén, desatan este tipo de fenómenos.

(TOMADO DEL LIBRO "CASAS EMBRUJADAS Y SITIOS ENCANTADOS" de Juan Antonio Amezcua

1 comentario:

JERALDINE dijo...

estas palabras se encuentran en su libro: casas embrujadas y sitios encantados; el cual me encanto y fue mi primer libro que compre de juan Antonio y de ahí me anime a comprar otros y dios quiera que salgan mas