jueves, 25 de octubre de 2012

EL ALTAR DE MUERTOS


Estamos muy cerca de celebrar el DÍA DE MUERTOS, una tradición muy importante en nuestro país, y en otros de América Latina. Es la oportunidad que tenemos para recordar con especial afecto a nuestros seres queridos que han partido a un mundo mejor.

Así como en Navidad colocamos el árbol y el nacimiento, en noviembre ponemos un altar dedicado a esos amigos y familiares fallecidos. Algunas personas, erróneamente, creen que esos días son malos o peligrosos porque atraemos a las malas energías pero eso no es cierto. Tampoco que las almas de nuestros difuntos regresen del más allá; aunque ésa es la idea romántica, o al menos eso es lo que nos gusta creer, aunque no tengamos la certeza de que eso ocurra.

Colocamos el altar de muertos como algo simbólico, conscientes de que la vida es muy frágil y que el día de mañana tal vez no estaremos más en este mundo. Dependiendo del estado de la república mexicana, el altar de muerto tendrá diferentes características; pero regularmente encontramos los siguientes elementos:

LA FLOR DE CEMPASÚCHIL

Desde septiembre algunas personas comienzan a sembrar la flor Tagetes Erecta, mejor conocida como Cempasúchil, cuyo significado en náhuatl es veinte flores. Es una flor que desde épocas prehispánicas se le ha dado un lugar primordial para ofrendar a nuestros muertos.

Es parte de la tradición esparcir algunos de sus pétalos sobre el altar; el perfume de esta flor es para que los difuntos se guíen y lleguen con bien a su destino, en este caso, a nuestras casas.

PLATILLOS TÍPICOS DE LA REGIÓN

En estados como Michoacán, Oaxaca, Veracruz, encontramos en los altares de muertos los platilos típicos de esos estados, en el Distrito Federal y en el Estado de México generalmente se colocan únicamente los platillos que en vida disfrutaban nuestros seres queridos, e incluso bebidas alcohólicas, cigarros, botanas, etc.

LAS CALAVERAS DE DULCE Y CHOCOLATE

El día uno de noviembre, según la tradición, es cuando los difuntos niños llegan a visitarnos. Lo más apetecible para los infantes son los dulces, por esta razón se les colocan diversos dulces en el altar, al igual que frutas y postres. Algunas personas no pueden colocar una gran variedad de platillos o dulces, por eso se simplifica colocando las calaveras de azúcar o de chocolate.

VELADORAS

La luz de las veladoras son para iluminar el camino de las almas que están en la gracia de Dios y para aquellas que aún no han logrado descansar en paz. La luz es energía y protección para las almas de nuestros difuntos.

AGUA

Se coloca agua en los altares porque nuestros muertos al viajar del más allá a nuestras mesas (altares) se agotan por el viaje realizado. El agua nunca se le niega a nadie, y menos a nuestros amigos y seres queridos que han venido desde lejos para visitarnos.

FOTOGRAFÍAS DE LOS SERES QUERIDOS

En el altar se coloca la fotografía de la persona a quien estamos recordando. En caso de que no se cuente con alguna imagen del ser que queremos recordar, se puede colocar algún objeto que le perteneció en vida, algún llavero, juguetes, cualquier cosa que haya pertenecido a esa persona.

No hay comentarios: