sábado, 24 de noviembre de 2012

HOSPITALES EMBRUJADOS EN INGLATERRA del libro CASAS EMBRUJADAS


El periodista inglés Laurence Dopson investigó tres hospitales en su país donde se habían registrado sucesos paranormales. En uno de éstos, en el hospital de la Universidad de Londres, se aparece el fantasma de una enfermera que en vida se llamó Elizabeth Church. Ella se suicidó en1885, porque la atormentaba el remordimiento de haber asesinado accidentalmente a uno de los pacientes cuando le inyectó una dosis fatal de morfina. A partir de ese momento, personal del hospital la ha visto, siempre al lado de los pacientes que van a recibir una inyección, tal vez para cuidar que las enfermeras no cometan su error.

Este caso, sin duda, nos recuerda el de la planchada. Y, aunque algunos investigadores afirmen que el espectro de “Eulalia” (La planchada) se aparezca en el hospital Juárez de la Ciudad de México, es evidente que cada hospital o clínica por más modesta que ésta puede ser, tiene a sus espectros.

Retomando los casos investigados por Dopson, encontramos otro registrado en 1954, pero éste en el hospital Meddlesex de Londres. Una enfermera (cuyo nombre se desconoce) le platicó a Dopson que fue testigo de cómo una paciente hablaba con un señor de avanzada edad y con una joven de aproximadamente 30 años de edad.

La enfermera los vio algo raros, pero nunca se imaginó que fueran en realidad unos espectros, hasta que la paciente –que padecía cáncer- le dijo que había recibido la visita de su esposo y su hija, fallecidos ya, para que se fuera con ellos. Breves momentos después, la señora murió.

Este caso, -y ofrezco una disculpa por hablar en primera persona- me recuerda el de mi abuelo que, días antes de morir, le dijo a mi madre que su esposa (mi abuela) había venido a visitarlo. Mi abuela había fallecido unos meses atrás

El último caso que investigó el periodista inglés, les ocurrió a dos enfermeras del hospital General Sefton de Liverpool en 1979. Ellas comenzaron su turno de la noche y su jefa no llegaba. A los pocos minutos, la vieron y ésta les hizo la seña de que guardaran silencio. Les dijo que iba a otra sala. Unas horas después se enteraron que su jefa no se había presentado a trabajar, porque había muerto en un accidente automovilístico mientras se dirigía al hospital  

No hay comentarios: